Club Insa

Estás aquí: INICIO > Noticias y eventos > ¿Que ocasiona el reventón de un neumático?

 

Copa Trial Insa Turbo 2013

  CONOCE EN TODO MOMENTO COMO TRANCURRE LA COPA 2013 ...

 

Localizador de talleres

Busca tu profesional del 4x4 más cercano y consulta los servicios disponibles...

¿Que ocasiona el reventón de un neumático?

¿Alguna vez os habéis encontrado con neumáticos reventados en los arcenes de la autovía? ¿os ha pasado a vosotros mismos? La verdad es que la experiencia no es agradable y además, pone en riesgo nuestra seguridad y la de los que van con nosotros.

imagen_reventones

Un reventón del neumático puede producirse por un exceso de temperatura, debido a circular a excesiva velocidad con un neumático deteriorado o deformado, o sin la presión de inflado adecuada. También puede deberse a llevar el vehículo excesivamente cargado, lo que aumenta la presión recomendada para cada neumático. Vemos cada punto al detalle:

Excesiva velocidad:

Cada vehículo lleva en su ficha técnica la medida completa que deben tener sus neumáticos. El código de velocidad es una letra que se encuentra en la descripción y que indica la velocidad máxima a alcanzar en relación a distintas características del vehículo. Es un error pensar que porque voy a 120km/h siempre puedo montar la letra que corresponde, porque depende también de qué vehículo conducimos. A mayor velocidad, potencia y peso del vehículo, mayor índice de velocidad necesitaremos. Así que hay que montar lo que pone en la ficha o más, ya no sólo para pasar la ITV sino por nuestra propia seguridad.

Neumáticos deteriorados:

El sol, la humedad, el frío, el paso del tiempo... son perjudiciales para nuestros neumáticos. Por tanto, no es necesario que hagamos muchos kilómetros para que se deteriore la goma y perder la adherencia en carretera, con que pasen un par de años es suficiente. Si en circulación, el aire del neumático sube de temperatura y la goma no está en condiciones es fácil que reviente. El aire al calentarse se expande y la goma debe estar perfecta.

Neumáticos deformados o de baja presión:

Por muy buenos conductores que seamos, todos alguna vez le hemos dado a algún bordillo o hemos cogido un bache a más velocidad de la que quisiéramos. Estos impactos pueden crear deformaciones, bultos o pellizcos normalmente en los laterales del neumático, modificando su forma y pudiendo provocar hernias.

A pesar de que los neumáticos suelen ir reforzados en los flancos por este tipo de incidentes, cuando notemos que le hemos dado un buen golpe al neumático, no está de más que nos hagan un revisión visual por encima para descartar problemas.

No olvidemos que cuando salimos de viaje y llevamos una carga inusual en nuestro vehículo, hemos de revisar la presión, y evitar añadir presión para equilibrar esta carga de más. El vehículo debe llevar lo que marca en su ficha técnica, ya lleve carga o no.

En conclusión, los neumáticos que están en buen estado, ya sean nuevos o recauchutados, no tienen porqué reventar. A no ser que estén sufriendo alguno de los síntomas anteriores o que puedan tener algún defecto de fabricación.

 

Infórmanos de tus eventos

informame_de_tus_eventoso-4